Circulación linfatica

El sistema linfático es el conjunto de ganglios linfáticos y de vasos linfáticos que intervienen en la defensa inmunitaria del organismo y  desarrollan una función de intercambio (transporte de la linfa). Las partes más importantes del sistema linfático son la médula ósea, el bazo, el timo, los ganglios linfáticos y las amígdalas. Otros órganos, como el corazón, los pulmones, el intestino, el hígado y la piel poseen también un sistema linfático.

¿Como funciona el sistema linfatico?

linfatico_es.jpg

El sistema linfático es el conjunto de ganglios linfáticos y de vasos linfáticos que intervienen en la defensa inmunitaria del organismo y  desarrollan una función de intercambio (transporte de la linfa).

Las partes más importantes del sistema linfático son la médula ósea, el bazo, el timo, los ganglios linfáticos y las amígdalas.

Otros órganos, como el corazón, los pulmones, el intestino, el hígado y la piel poseen también un sistema linfático.

El sistema linfático incluye también el conducto torácico, que empieza cerca de la sección inferior de la columna vertebral y acumula linfa procedente de las extremidades inferiores, de la pelvis, del abdomen y de la parte inferior del tórax.

Anomalias del sistema linfatico

Insuficiencia dinámica: el sistema linfático está íntegro, pero tiene que resistir una carga proteica que sobrepasa su capacidad de caudal.
Insuficiencia mecánica: el sistema linfático ya no funciona;  no reabsorbe el exceso de linfa.

El Linfedema, llamado también Linfoedema,  es un síndrome de acumulación extravasal de linfa, es decir una alteración del vaso linfático y la formación alterada de  linfa, con el consiguiente estancamiento de agua y proteínas.
Aparece, sobre todo, en las extremidades superiores e inferiores (por lo general, únicamente en una de las dos, es decir es asimétrico), pero también puede formarse en la zona genital. Hay que diferenciar el linfedema de otros tipos de edema, en particular en las extremidades inferiores, que pueden derivar de diferentes causas como, por ejemplo, enfermedades venosas, cardíacas y renales.
Una característica del linfedema es el ser una enfermedad evolutiva, que va empeorando progresivamente con el tiempo, hasta causar una fibrosis, es decir un aumento de la consistencia y  dureza de los tejidos debido a la elevada concentración de las proteínas contenidas en el líquido.  El linfedema puede causar un aumento de volumen de la extremidad, hasta 2 o 3 veces más de lo normal, dificultando asì el movimiento y la flexibilidad de la extremidad.

Causas del linfedema

El linfedema deriva de una insuficiencia del sistema de drenaje linfático, que a su vez está causada por un daño primitivo o secundario del sistema linfático, creando así un estancamiento de agua y de proteínas. Hay que distinguir el linfedema de otros tipos de edema, en particular en las extremidades inferiores, que pueden tener diferentes causas (enfermedades venosas, insuficiencia cardiaca, renal o hepática y muchas otras condiciones que favorecen la acumulación de líquidos en el tejido intersticial).

Los linfedemas están clasificados como primitivos y secundarios. ¿Cuál es la diferencia?
Los linfedemas primarios se caracterizan por alteraciones en la constitución del sistema linfático. El daño es congénito, es decir se observan unas alteraciones básicas como, por ejemplo, un número reducido de ganglios linfáticos o de vasos linfáticos. La hinchazón puede aparecer incluso muchos años después del nacimiento (se define linfedema precoz si aparece antes de los 35 años y tardío si aparece más tarde del cumplimiento de dicha edad).
El linfedema es secundario cuando las alteraciones del sistema linfático tienen diferentes causas: pueden ser de origen post-traumático o estar causados por infecciones, operaciones quirúrgicas, enfermedades oncológicas.
La causa principal de  linfedema en el mundo, aunque sea muy rara en nuestro País, es la infestación por filaria, un gusano transmitido a través de la picadura de un mosquito. En los países de Occidente la causa principal de linfedema reside, al contrario, en las enfermedades oncológicas, es decir está causado por la extirpación de ganglios linfáticos o es consecuencia de tratamientos radiológicos que hacen falta para curar tumores del seno, uterinos, ováricos, prostáticos, melanomas y sarcomas.

Evloucion del linfedema

La evolución del linfedema, ya sea primario como secundario, tiene distintas etapas:
I ETAPA
II ETAPA
III ETAPA

ETAPA I:

COMO SE MANIFIESTA

  • Periodo inicial de latencia (ausencia de síntomas clínicos)
  • Aparece un ligero edema blando, que desaparece, total o parcialmente, durante la noche y/o cuando las extremidades inferiores se encuentran sobrealzadas (posición antideclive)
  • Edema en el dorso del pie (denominado “pie en acerico”)
  • Aumentan los pliegues cutáneos naturales en las articulaciones de las falanges del metatarso (signo de Stemmer)

SINTOMAS

  • Calambres esporádicos, principalmente nocturnos, hormigueo, a veces picazón.
  • Pueden confundirse con otras enfermedades.

ETAPA II:

COMO SE MANIFIESTA

  • Tumefacción dura, es decir:
    1. aplicando presión con los dedos, no se aprecia hundimiento alguno
    2. no tiende a la disminución
    3. se agrava con el tiempo (si no se trata adecuadamente, puede causar una fibrosis)
  • La superficie cutánea es:
    1. seca
    2. hiperqueratósica (aumenta el espesor de la capa córnea de la piel) y tiene color grisáceo.

SINTOMAS

  • Pesadez, calambres, picazón
  • Son cada vez más persistentes, en particular por la tarde

ETAPA III:

COMO SE MANIFIESTA

  • Fibrolinfedema, extremidad de “columna” con el tejido subcutáneo endurecido y trastornos tróficos (paquidermia esclero-indurativa y verrugosis linfoestática).
  • Estancamiento persistente de líquido intersticial con elevado contenido de proteínas y catabolitos formación de fibroblastos fibrosis del tejido (fibromatosis).
  • Elefantiasis:
    1. pertrofia de los tejidos subcutáneos
    2. Dificultad de movimiento

SINTOMAS

  • Pesadez, hormigueo fuerte, calambres persistentes, picazón intenso, tensión cutánea

Curacion del linfedema

El edema puede ser blando, cuando la presión con los dedos crea un hoyuelo (hay únicamente agua), o duro, cuando la misma presión no crea ningun hoyuelo (hay agua junto con proteínas).
En cada edema, con el tiempo, la cuota de proteínas tiende a aumentar y hay que curarlo lo antes posible.
El tratamiento del edema, independientemente de su causa, consiste en la compresión (elástica, manual, neumática), proporcional a su gravedad, que tiene que aplicarse en la parte hinchada de la extremidad enferma. La compresión sirve para ayudar el flujo de la linfa en el vaso linfático y favorecer la reabsorción de la misma.

Terapia compresiva del linfedema

La terapia compresiva del linfedema se realiza en tres etapas:

  1. Disminución del edema hasta eliminar la parte de líquido que es ”móvil”, es decir más fácil de eliminar. Se consigue, generalmente, aplicando vendajes y con linfodrenaje de las estaciones linfoglandulares, farmacoterapia y gimnasia.
  2. Mantenimiento del resultado obtenido, impidiendo que se acumule otro líquido y, que con el tiempo, por consiguiente, aumente la fibrosis. Se consigue con un drenaje linfático manual, presoterapia a domicilio y gimnasia.
  3. Desgraciadamente, el linfedema es una enfermedad insanable. Sin embargo, se le puede controlar: después de las terapias de choque, se puede mantener el linfedema bajo control llevando  un brazal o una media elastocompresiva y siguiendo unas reglas de comportamiento.

Solidea ofrece una colección amplia de productos que permiten mantener los resultados obtenidos con los tratamientos que reducen el linfedema.
Se puede evitar la reaparición del edema en las extremidades inferiores llevando medias y pantys elásticos con compresión graduada.

La IIa clase de compresión terapéutica (25-32 mmHg) se aconseja en los casos de linfedema reversible y la línea Solidea Therapeutic propone:

  • Pantys Wonder Model CCL.2 (de punta abierta y de punta cerrada)
  • Media de autosostén Marilyn CCL.2 (de punta abierta y de punta cerrada)
  • Monocollant CCL.2 (únicamente de punta abierta)
  • Mini-media Relax Unisex CCL.2

disponibles también en la versión Plus Line (en caso de aumento importante de la circunferencia de las extremidades inferiores).

La IIIa clase de compresión terapéutica (24-46 mmHg) se aconseja en los casos de linfedema irreversible y la línea Solidea Therapeutic propone:

  • Media de autosostén Marilyn CCL.3 (únicamente de punta abierta)
  • Mini-media Relax Unisex CCL.3 (únicamente de punta abierta)